¿Qué opciones tengo, si ya no puedo pagar mi crédito hipotecario?

Sabemos que mantener una estabilidad económica, en estos tiempos, es complicado, es por eso que te damos ciertas recomendaciones en caso de que no puedas seguir pagando tu crédito hipotecario.

Antes que nada, debes saber que si dejas de pagar tu crédito hipotecario, pierdes más de lo que imaginas, en primer lugar el bien inmueble, además perderás todos los pagos que hayas realizado y obviamente tendrás una mala calificación en el Buró de crédito.

La primera recomendación te ayudará a prevenir esta situación, antes de obtener tu crédito, es fundamental contar con un fondo de emergencias de tres meses para poder respaldarse en caso de ser necesario.

En el caso de los bancos, existe una póliza de seguro de desempleo, misma que se cobra en los pagos mensuales, el tiempo de la póliza va de 6 a 9 meses durante todo el tiempo de tu crédito. No permitas que la cobranza caiga en un despacho de cobranza porque será muy difícil negociar con ellos. Utiliza ese seguro cuando lo requieras, asegúrate que tu crédito lo contemple.

Por otro lado, si tu crédito te lo otorgó el INFONAVIT, puedes conseguir una prórroga de hasta de hasta 13 meses consecutivos, pero toma en cuenta que los créditos se abonarán a capital y repercutirá en el plazo de la deuda, si después de utilizar este recurso, aún no puedes pagar, entonces el INFONAVIT podrá cubrir tus pagos hasta por 6 meses con el Fondo de Protección de Pagos, pero solo se puede utilizar una vez cada 5 años. Para más información acércate al INFONAVIT ya que cada caso tiene su propia prórroga.

Por último, puedes vender tu propiedad, ninguna institución traspasa las deudas, así que, quien pague por ella, deberá realizarlo directamente con el banco o INFONAVIT ante un notario público.

Lo más importante es que actúes rápido, cada institución tiene sus políticas propias, acércate a la institución con quien tienes tu crédito, notifica tu situación y pide que te den las opciones para poder solucionarlo, es tu derecho y te aseguramos que resolverlo en conjunto con la institución crediticia, será benéfico para ambas partes.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *